Mussaca de Berenjena

mussacaalberginia

Primeramente cortaremos las berenjenas en láminas, de punta a punta y bastante finas. Las pasaremos por harina y las freímos en una sartén con aceite, procurando que queden doraditas. Freír y reservar hasta que se vaya a utilizar.

En otra sartén con una parte de aceite y otra de mantequilla, añadiremos la cebolla y los ajos, todo bien picado. Añadir la carne y cuando empiece a tomar color poner las dos cucharadas de tomate. Al cabo de un rato retirar.

Después, en una bandeja un poco alta, apta para el horno, colocar una capa de berenjena (que no queden agujeros) y otra de carne. Después, poner otra capa de berenjena en dirección diferente a las de la primera capa y encima la carne restante.

Sobre la última capa, espolvorear con un poco de queso parmesano y verter la bechamel. Cubrir con el otro queso y hornear a 200º procurando que esté en fuego arriba y abajo y que al final quede gratinado.

Al repartir, podeis hacer fracciones, cuadradas o rectangulares y si las cogéis por debajo de todo, con una rasera quedará como pequeños pasteles ya que al cruzar las capas de berenjena habréis dado una consistencia que no permitirá, al servir, que se deshaga.